​​Astronomía para niños (y adultos que aman el cielo)

30 | 11 | 2021

Una pequeña guía para admirar la grandeza del cosmos sin necesidad de un telescopio.

¿Alguna vez han observado cómo luce la Vía Láctea? A pesar de que es nuestra galaxia, que vivimos dentro de ella y que se puede observar a simple vista, muchas personas pasan la vida sin saber siquiera cómo luce o qué es ese gran espiral que todas las noches aparece en el cielo y nos da refugio. Pero el acto de conocer nuestro hogar —nuestra enorme galaxia y sus eventos— no solamente nos regala un sentido de pertenencia y humildad, también es una fuente inagotable de inspiración para chicos y grandes.

Todo ello hace evidente la importancia de mostrar y describir el cosmos desde una edad temprana. Una de las vías más precisas y directas es la astronomía, ciencia que desde hace siglos nos ha guiado para navegar el universo desde nuestro diminuto planeta —una disciplina ancestral que nos ha enseñado la paciencia: a mirar los cielos y entenderlos (o al menos una parte de ellos).

Astronomía para niños

Para iniciar a los pequeños en esta ciencia, lo más importante es no solo llevarlos a viajes nocturnos al aire libre, sino también planear visitas al planetario más cercano. En estos espacios, los niños pueden aprender de la voz de expertos qué es el universo, dónde estamos, hacia dónde vamos y por qué nos tocó vivir en la Tierra.

La astronomía, en pocas palabras, es el estudio del universo y permite conocer la diferencia entre los planetas, los cometas, las estrellas y toda la materia interestelar que deambula en el espacio. Esta información será mejor recibida si se transmite a través de juegos y dibujos que les permitan a los niños imaginar y hacer una lectura propia del cosmos.

Otra manera de estimular el amor por las estrellas, es poner en el calendario todas las fechas en las que ocurrirán lluvias de meteoritos, eclipses, súper lunas, etcétera. Si no es posible verlas, NASA TV ofrece transmisiones en vivo de cada evento cósmico que ocurre.

Además existen en internet muchísimas guías capaces de llevarnos a viajar por el universo (uno de los grandes beneficios de esta tecnología). Algunas de las más bonitas son: A kids guide to star gazing, Astronomy for kids o Space Place. Cada sitio está ilustrado con dinámicas didácticas, imágenes en tiempo real y secciones de preguntas.

 Algunos consejos para empezar

Aunque parezca imposible, a simple vista podemos seguir la ruta de cinco planetas vecinos a la Tierra (Mercurio, Saturno, Venus, Marte y Júpiter) y reconocer al menos 88 constelaciones. Para hacer esto, hay diversas técnicas de observación que nos permitirán reconocer lo que sucede afuera de la Tierra.

Para comenzar, se recomienda alejarse de las luces de la ciudad y evitar las noches de luna, sobre todo cuando está llena, ya que su intensa luz afecta la visión. Una vez que se está en un lugar oscuro, el ojo humano tiene que pasar por un proceso de adaptación a dicha oscuridad que lleva aproximadamente 15 minutos, durante ese intervalo las pupilas se abrirán por completo.

Una vez listos, por lo general, lo primero que llama nuestra atención serán los puntos más luminosos del cielo. Veremos aquellos astros que tienen la mayor magnitud —una medida para calcular el brillo de una estrella visto por un observador desde la Tierra. En orden de brillo aparecerán primero Júpiter, Marte y Mercurio; después Sirius, que es la estrella más brillante, seguida de Canopus, Alfa Centauri y de Saturno.

Según el Planetario Galileo Galilei de Buenos Aires, para iniciarse en la contemplación de la esfera celeste hay que saber en particular: la posición general que tienen tanto las constelaciones como las estrellas y el movimiento que tienen el Sol, la Luna y los Planetas. Para hacer esto hay que tener un mapa celeste; además existen diversas aplicaciones móviles que, como brújulas cósmicas, pueden indicar con claridad dónde están los planetas, constelaciones e, incluso, satélites humanos y bases espaciales (una de ellas es SkyView).

Preguntas frecuentes

Finalmente, si queremos iniciar a los niños en la observación al cielo vale la pena tener en mente una serie de cuestionamientos básicos y más que naturales que surgirán cada vez que realicemos esta actividad con ellos. Aquí les compartimos una lista que les permitirá adentrarse de a poco en el tema.

¿Qué es el firmamento?

Todo aquello que vemos en el cielo, las estrellas, los planetas, la Luna y el Sol.

¿Qué es el Sistema Solar?

Un grupo de cuerpos que giran alrededor del Sol: planetas, meteoritos, algunos satélites. Los planetas que lo integran son ocho: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

¿Qué pasa con Plutón?

Hace un tiempo este astro pasó a formar parte de una categoría nueva que integra a todos los planetas enanos. Hasta ahora se han encontrado cinco en el Sistema Solar.

¿Qué son los OVNIS?

Se trata de una abreviación para: Objetos Voladores no Identificados. El término no necesariamente está relacionado con vida extraterrestre y puede referirse a satélites, meteoritos, etcétera.

¿Cuál es la diferencia entre la luz que vemos de la Luna y la luz del Sol?

El Sol es una estrella que tiene luz propia, por su parte la Luna es un Satélite que gira alrededor de la Tierra y que es opaco; su luminosidad es un reflejo de la luz del Sol.

Cargar Más
© 2022 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.