Breve guía sonora de aves icónicas de México

10 | 07 | 2020

La diversidad de México se manifiesta también en su sonoridad, como demuestran los cantos de estas icónicas aves…

México es un fractal de diversidad. Cada fragmento de su territorio remite a este principio. Todo comienza con su espacio geográfico, que presume paisajes de climas diversos y una compleja textura topográfica. 

Este rasgo, lo vuelve tierra fértil para toda clase de especies de animales y plantas; pero también para una amplia multiplicidad de grupos humanos, cada uno dueño de su propio patrimonio cultural. 

Tal vez, uno de los reflejos más preciosos de esta diversidad es la enorme variedad de lenguas indígenas —68, hasta el momento— que aún suenan a lo largo del país. Y una de las peculiaridades de estos idiomas nativos es que están construidos con base en antiguas cosmogonías, que resguardan en su núcleo un enorme respeto y admiración por la naturaleza y por sus propias manifestaciones de diversidad. 

Como una preciosa analogía natural, las aves mexicanas también componen un variado tejido sonoro que adorna nuestra cotidianidad. No es incidental que muchas especies de aves figuren como símbolos divinos y augurios entre los mexicanos. Las culturas locales del pasado y el presente han sabido apreciarlas por su belleza; pero también porque cumplen funciones vitales para los ecosistemas que todos co-habitamos. 

Observar a las aves y, sobre todo, escucharlas, es un hermoso hábito que hay que seguir cultivando. Sal a pajarear es una valiosa iniciativa de la Fundación Claudia y Roberto Hernández que nos invita a hacerlo. El proyecto convoca a estudiar y observar a las aves que habitan nuestro entorno, promoviendo la conservación del mismo.

Te invitamos a hacer un ejercicio que parte de la posibilidad de reconocer los cantos de algunas de las aves más icónicas de México. Por eso te compartimos una pequeña fracción de este paisaje auditivo…

Quetzal

Los quetzales (Pharomachrus) fueron animales muy apreciados por las antiguas comunidades mayas y mexicas. Sus plumas se utilizaron para adornar y vestir a reyes y sacerdotes. El quetzal es una figura constante en las mitologías prehispánicas y contemporáneas de la región sur del país. El nombre del quetzal viene del náhuatl quetzalli, que significa precioso o bello. Escucha su canto aquí.

Cenzontle

“Amo el canto del cenzontle, pájaro de las cuatrocientas voces”, es tal vez uno de los versos más conocidos en la poesía mexicana. Dicen que fue escrito por Nezahualcóyotl, el rey poeta, para honrar al Mimus polyglottos, un ave nativa de América del norte que tiene una cualidad muy especial: es capaz de imitar los sonidos de otras aves, animales e incluso ruidos de máquinas. Este peculiar talento hacen que su voz polifacética sea una de las más impresionantes y apreciadas. Escúchalo aquí.

Carpintero mexicano

El Dryobates scalaris no siempre se deja ver, pues gusta de los rincones oscuros que él mismo excava con su insistente pico. Pero escucharlo es fácil y definitivamente placentero. Descúbrelo aquí

Colibrí frente verde

Los colibríes son realmente criaturas sorprendentes, con un corazón que late más de mil veces por minuto; capaces de volar hacia atrás, y responsables de polinizar cientos de plantas esenciales para sus ecosistemas. El Amazilia viridifrons es una especie enteramente nativa, que habita la región sureste de México. El colibrí es uno de los más significativos animales mexicanos. Asociado a Huitzilopochtli, es considerado un buen augurio y también una representación de los queridos difuntos. Escúchalo aquí.

Pavón Cornudo

El Oreophasis derbianus, habita los paisajes montañosos de Chiapas. No es fácil de avistar y se encuentra en peligro de extinción. Se trata de una especie muy antigua, pero vital para su ecosistema porque es un importante dispersor de semillas. Por su extraña forma —especialmente su cuerno rojo— es considerada una de las aves más “exóticas” del mundo. Puedes escucharlo aquí. (Su canto no es muy agraciado, pero hay que saberlo reconocer, para tal vez, poder admirarlo.)

Tucán pico canoa

El Ramphastos sulfuratus es una de las aves más extrañas que habitan nuestro país. Increíblemente atractiva —y, tristemente, codiciada— por su enorme pico policromático, tampoco es fácil de ver; aunque puede ser escuchada en las selvas de Tabasco. Aprende a identificar su canto aquí

Pinzón mexicano

El Haemorhous mexicanus, es una especie versátil, que sabe convivir con humanos y sobrevivir en entornos urbanos. Por eso no es difícil encontrarla en las ciudades del centro y norte de México. Le gusta comer bayas, semillas e insectos pequeños y su canto es el típico sonido de las mañanas en la Ciudad de México.

Correcaminos

Geococcyx californianus es una especie resiliente que, igual que su homólogo animado, habita en zonas muy áridas y es un ave de tierra (buena corredora). Verla es un privilegio, pero aquí puedes escucharla.

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.