Catálogo mínimo de las aves de Yucatán

09 | 11 | 2020

Desarrollar una visión amplia sobre la variedad de las aves que habitan selvas y playas, cenotes y antiguos templos de Yucatán, requiere el trabajo de una vida y una vocación manifiesta. Presentamos un muestrario breve de ese empeño.

Barbara MacKinnon se ha dedicado a la observación de las aves de Yucatán desde 1974. Su labor en el sector de la conservación y la protección de las aves le valió el Premio al Mérito Ecológico 2006. Waldemar Santamaría es un ornitólogo oriundo de una pequeña comunidad maya del sur de la península y es maestro en Ciencias Biológicas por el Centro de investigación Científica de Yucatán. Ambos son responsables del programa de observación de aves Sal a Pajarear, creado por Claudia Madrazo, fundadora de La Vaca Independiente y operado a través de Transformación, Arte y Educación, A.C. Con toda esta experiencia acumulada, Barbara y Waldemar nos comparten una lista de 10 aves de la península distintivas del colorido y la vitalidad de toda la región. Su selección no estipula una jerarquía y no es exhaustiva, es un intento de representar a las aves de diferentes familias.

Zopilote Rey

Alexander Dzib / Steve Howell

Latín: Scarcoramphus papa|Maya: Batab ch’oom|Residente permanente|Familia: Zopilotes

Es el zopilote más grande que hay en la península. Es inconfundible cuando está perchado. Posee una excelente vista pero un sentido del olfato pobre. Cuando el Zopilote Rey llega a comer, las demás aves se hacen a un lado para dejarlo a sus anchas. Gracias a su gran tamaño y robusto pico, domina a otros zopilotes a la hora de alimentarse. Es un ave muy grande que requiere mucho alimento para mantenerse. Es muy llamativa y es una de las especies más codiciadas por los observadores y fotógrafos. Por lo general, se la ve sobrevolando a gran altura. Está en peligro de extinción porque está padeciendo la pérdida de su hábitat en el sur de Yucatán, donde quedan muy pocos especímenes. Pone un huevo cada tres años y anida en el suelo o en troncos huecos, también en hoyos de árboles muy altos.

Guajolote Ocelado

Alejandro Pacheco

Latín: Meleagris ocellata|Maya: Kuuts|Endémica|Familia: Guajolotes

Este pavo busca la protección de la selva durante el verano y en octubre se aventura a las milpas para alimentarse. Come semillas, maíz, frutas, plantas y también insectos. Pone de 8 a 15 huevos y planta su nido hecho de zacate en el suelo, como las gallinas. En temporada de secas toma baños de polvo en los caminos de tierra. Se encuentra en la categoría de amenazada en gran parte debido a la cacería clandestina. Al ser endémica, es un ave codiciada por los fotógrafos y los observadores. La cultura maya la ha aprovechado como fuente de alimento. Sus plumas también se han utilizado para penachos y vestido. Hay muchas leyendas acerca de ella. Se cuenta que es muy difícil cazarla porque sus coloridas plumas reflejan el sol y ciegan al cazador. No importa por qué ángulo lo acechen sus perseguidores, el pavo siempre los puede ver a través de sus plumas y así evade su captura hermosamente.

Momoto Cejas Azules o Pájaro Tooj

Alejandro Pacheco

Latín: Eumomota superciliosa|Maya: Tooj|Residente permanente|Familia: Momotos

Es un ave de cejas color turquesa y singular cola. Habita en los pozos de los pueblos y es muy conocida porque pone sus nidos en cavernas y huecos, dentro de pozos y cenotes, en las escaleras e incluso en los edificios de las ruinas arqueológicas. Sus colores y su significado cultural lo colocan en la lista. En maya, tooj significa recto. Se le dio ese nombre por la longitud de su cola. Es una de las aves más llamativas y coloridas de la península. Fray Diego de Landa, el cronista del siglo XVI, la menciona en sus escritos. Se alimenta de insectos y reptiles. Cada vez queda menos selva en donde pueda buscar refugio y alimento para sus crías. Es el pájaro del tiempo y hay muchas leyendas acerca de él. Se cuenta que con su cola mide el ritmo del calendario. Hace mucho tiempo, Dios convocó a los pájaros y el pájaro Tooj se quedó dormido y dejó su cola sobre el camino; todas las aves le pasaron encima y por eso una parte de su cola se quedó sin plumas. Llegó tarde a la reunión y debido a ello lo designaron relator de los días.

Martín Pescador Enano

Alejandro Pacheco

Latín: Chloroceryle aenea|Residente permanente|Familia: Martines Pescadores

Es un ave muy colorida y bella de 20 cm de longitud. Hay relativa abundancia en la costa y en algunos lugares del interior de Yucatán, cerca de aguadas y lagunas. Es el ave más pequeña de la familia de los Martines Pescadores. Es de color canela por debajo y las motas blancas de las alas son muy reducidas. La hembra tiene un collar verde en el pecho. Pasa inadvertida mientras se percha entre las raíces de los mangles. Se alimenta de peces pequeños, insectos y camarones. Pone de 3 a 4 huevos y su nido es una madriguera horizontal de hasta 40 cm de largo.

Tucán Pico Canoa

Alejandro Pacheco

Latín: Ramphastos sulfuratus|Residente permanente|Familia: Tucanes

Es el tucán más grande y llamativo de la región.  Es un ave colorida y extraordinariamente bella. Es muy carismática entre los fotógrafos y los observadores de aves. También es una especie que se encuentra amenazada porque se trafica ilegalmente. Se encuentra donde hay grandes extensiones de selva húmeda y se identifica fácilmente por su vuelo lento y ondulado. Verla en la naturaleza es formidable, su pico es muy hermoso porque, pese a su aparente prominencia, es ligero gracias a su tejido esponjoso. Es muy sociable y viaja en parvadas durante casi todo el año. Se alimenta de frutos, semillas, insectos y ocasionalmente  de lagartijas, víboras y crías de otras aves. Pone de 3 a 4 huevos en la cavidad de un árbol y es monógama. En las comunidades del sur de Campeche y Quintana Roo, durante su época de reproducción, se las puede ver en parvadas de hasta 15 ejemplares. Entonces los machos comienzan a cantar. En temporada de secas, en los traspatios de las casas de algunos pueblos pequeños, se las puede ver perchadas a un árbol de guanábanas comiendo fruta.

Loro Yucateco

Alexander Dzib

Latín: Amazona xantholora|Maya: Ek’xiikin|Endémica|Familia: Pericos y Loros

Es un ave de colores muy llamativos. Si está perchada, se puede identificar por su oreja oscura y un punto amarillo entre el ojo y el pico. Lo blanco de la frente del macho llega hasta la mitad de su corona. Anida en hoyos naturales de troncos o huecos viejos de carpinteros. Al igual que otros loros, come frutos, semillas, nueces y flores. Cuando se reproduce, pone de 3 a 4 huevos. Aparece en esta lista debido al peligro en el que se encuentra. Desde 2008 el gobierno puso a toda la familia de los loros bajo protección especial, porque han tenido un declive significativo. El problema es que tiene una alta demanda en el comercio ilegal. Los cazadores botan el tronco donde está el nido y cuando cae, si sobrevivieron las crías, las recogen, por lo cual su hábitat se ha visto muy afectado.  

Flamenco Americano

Alexander Dzib

Latín: Phoenicopterus ruber|Residente permanente e invernal|Familia: Flamencos

Es una especie emblemática del estado porque es la única colonia de flamencos que anida en México, dentro de la reserva de Ría Lagartos, Yucatán, donde cada año pone alrededor de 20 mil nidos. Al ser grande y colorida, atrae la mayor cantidad de turismo a todos los puertos de Yucatán: es el ave insignia del estado. Se encuentra en la categoría de amenazada, es vulnerable debido a la pérdida de su hábitat. Por lo general, pone un huevo y su nido es como un cilindro hecho de lodo. Utiliza islotes en medio de la ría para poner sus nidos. Al alimentarse, parece que baila removiendo el lodo con sus patas para extraer la Artemia, el crustáceo del que se alimenta y el cual le proporciona su intenso color rosado. En su época de reproducción forma colonias más grandes, especialmente en Ría Lagartos y El Cuyo.

Colibrí Tijereta Mexicano

Alexander Dzib

Latín: Doricha eliza|Maya: X ts’unu’um |Casi Endémica|Familia: Colibríes

Se encuentra sobre todo en la costa de Yucatán. Es el único colibrí pequeño que tiene el pico curvo; el macho tiene garganta rosa y la cola en forma de tijera. Se alimenta de insectos y néctar. La hembra es blanca de abajo con una línea blanca detrás del ojo. Se reproduce de julio a abril y pone dos huevos. Las hembras son madres solteras, los machos no ayudan ni en el cuidado ni en la construcción del nido, tampoco en la incubación o en la crianza. Su nombre maya se refiere al sonido que produce y aplica para todos los colibríes. Habita en matorrales costeros, orillas de manglares y jardines a no más de 5 km de la costa, aunque emigra al interior en verano. Suele colocar su nido sobre estructuras hechas por el hombre. Los colibríes son una familia que está presente solo en el continente americano.

Matraca Yucateca

Alexander Dzib

Latín: Campylorhynchus yucatanicus|Maya: X ya’an kotil o Chocuá|Endémica|Familia: Saltaparedes y Matracas

Es la única matraca de la región. Se la encuentra alimentándose en lo bajo de la maleza y en el suelo, donde busca invertebrados y lagartijas. Su hábitat comprende toda la costa del estado de Yucatán, desde Ría Lagartos hasta Celestún. Está amenazada debido al desarrollo humano en la costa, porque es un ave totalmente costera y su lugar de habitación abarca solo una línea de 3 a 4 km tierra adentro. Es muy sociable y mantiene grupos familiares todo el año. Se reproduce de marzo a septiembre y pone de 3 a 4 huevos. El nido es una estructura voluminosa en forma de bota invertida con entrada en forma de túnel a un lado.

Colorín Sietecolores

Alejandro Pacheco

Latín: Passerina ciris|Residente invernal|Familia: Pirangas, Picogordos y parientes

Es un ave migratoria que viene de Canadá y Estados Unidos a través del Golfo de México; llega a finales de septiembre a pasar el invierno y se queda hasta abril. Es muy colorida y se encuentra en estado de alta vulnerabilidad. Es un ave muy capturada y es la segunda en la lista de los cazadores; debido a esto, su población ha menguado significativamente en los últimos años, sobre todo los machos. Hay un diformismo marcado entre el macho y la hembra, los machos tienen siete colores y la hembra es de un color verde olivo. Habita en vegetación perturbada con arbustos y orillas de campos arbolados, donde se alimenta de semillas de pastos, insectos y arañas.

Si quieres saber más de las aves de Yucatán, puedes adquirir el libro de Barbara MacKinnon: Sal a Pajarear Yucatán: Guía de aves (2017).

Los comentarios están cerrados.

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx