Imagen: Nulle Øigaard

Relatos mayas de viva voz rescatados en un libro

14 | 01 | 2021

Sale a la luz el libro ‘Relatos divinos del Centro del Mundo’, una recopilación de narraciones orales mayas de un pueblo de larga tradición en Yucatán.

Xocén, en el municipio de Valladolid, Yucatán, es un pequeño pueblo de origen campesino con una rica tradición oral. Es conocido sobre todo por la fiesta de la Santísima Cruz Tuun —sincretismo entre las creencias mayas y católicas—, celebrada los días 2 y 3 de mayo, y que fue declarada patrimonio cultural inmaterial. Hay leyendas que consideran a Xocén el centro del mundo, ya que uno de sus primeros pobladores, al estar desyerbando, encontró una enorme piedra en forma de cruz, que, desde entonces, es considerada regalo de los dioses y signo de fertilidad y abundancia, así como posible señal de que allí está el ombligo del mundo.

Leyendas así y de otro tipo pueden encontrarse en el libro Relatos divinos del Centro del Mundo (U tsikbalilo’ob u Chúumuk Lu’um, en lengua maya yucateca), que, en diciembre del 2020, salió a la luz en formato digital, publicado en edición bilingüe (maya y español) por Editorial La Vaca Independiente, con la intención de sensibilizar y deleitar al público en general con la riqueza de la cultura maya yucateca, así como contribuir a conservarla.

Dicho libro es una compilación de relatos orales mayas —transcritos y traducidos— que, durante 34 años de convivencia (de 1982 a 2016) con la gente del histórico Xocén, los antropólogos Silvia Terán (mexicana) y Christian Heilskov Rasmussen (danés), con ayuda del maestro yucateco especialista en lengua y cultura maya Pedro Pablo Chuc Pech, recopilaron, documentaron y seleccionaron. Así mismo, el maestro Fátimo Canul Noh, originario de Xocén, fue traductor y corrector de la lengua maya en este volumen.

Relatos divinos del Centro del Mundo contiene narraciones transmitidas oralmente de una generación a otra durante cientos o, quizá, miles de años, y que explican los orígenes y la resistencia del pueblo maya por conservar su cultura. Relatos sencillos y de belleza rústica que han sido escuchados alrededor del fuego de los tiempos.

Los relatores de estas narraciones transcritas son los xocenenses Gaspar Canul, Sixto Canul, Teodoro Canul, Alfonso Dzib, Celso Dzib, Fermín Dzib, Fulgencio Noh y Liborio Noh.

De hecho, con el fin de lograr transmitir una voz viva, en la transcripción de estos relatos de origen oral se procuró en la mayor medida posible conservar su estilo auténtico, aunque en ocasiones no sea una gramática española correcta. Sin embargo, es un español que refleja fielmente el modo de expresarse en esta lengua por mucha gente maya yucateca.

Imagen: Christian Heilskov Rasmussen

Por ejemplo, en la oración: “En la antigüedad, cuando se sacó las semillas, sucedió así”, el verbo sacó (en singular) no corresponde al sustantivo semillas (en plural). O composiciones de oraciones que son más cercanas al estilo poético que a la prosa: “Él nos veía como a los demás animales, como a cualquier otra gallina nos veía”. Leyendo esos textos transcritos al español, quienes han estado en la península yucateca durante periodos más o menos largos podrán, con goce, reconocer la voz autóctona que se escucha en aquellos pueblos mayas.

El libro está dividido en seis partes. La primera es un prólogo escrito por los antropólogos Terán y Rasmussen; las cinco siguientes —ordenadas cronológicamente y cada una con sus respectivos capítulos o narraciones— son:

  • “Sobreviviendo la Conquista; identidad y resistencia”, con relatos tales como ‘El libro Sagrado de Xocén’, que explica que los conquistadores se robaron ese libro que vira las páginas por sí solo y, entre otros asuntos, revela todos los inventos de la historia; o ‘El testamento dado por Dios en Xocén’, el cual cuenta que Dios firmó en ese pueblo los documentos de la existencia de la Tierra; o el ‘Cuento de tres frailes’, de humor picaresco.
  • “La creación del mundo maya”, donde hay relatos muy imaginativos, como ‘Los animales consiguen las semillas’, en el que se narra el porqué del aspecto de ciertos animales, el origen de las semillas de la milpa y el derecho ganado de esos animales a comer esas semillas.
  • “Los dioses mayas sobrevivientes de la Conquista”, en el que abundan narraciones que explican las peculiares deidades mayas que se niegan a desaparecer.
  • “La Biblia según los xocenenses”, quinta parte del libro de sumo interés, ya que transforma y adopta la Biblia judeocristiana al paisaje y la cosmogonía de Xocén, de tal manera que Adán, Eva y Jesús estuvieron en ese pueblo.
  • Y, la sexta y última parte, “Creencias sobre animales, plantas y seres humanos”, que incluye el divertido relato ‘Cómo consiguió el zopilote su cabeza calva’, que recuerda a los famosos cuentos de Rudyard Kipling (‘Cómo se arrugó la piel del rinoceronte’), además de que contiene algunos remedios caseros antiguos de los pueblos mayas yucatecos.       

La tradición oral está perdiéndose en los pueblos originarios ante el avance vertiginoso de la tecnología; de allí la importancia de libros como Relatos divinos del Centro del Mundo, que registran narraciones de viva voz, las cuales son un fondo de conocimiento conservado desde una época remota que da identidad a la gente, honra la raíz humana y despierta la imaginación.

Imagen: Christian Heilskov Rasmussen

Si te interesa leer estas y otras historias, puedes adquirir el libro en su versión digital.

Los comentarios están cerrados.

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx