Seis lecciones de conservación en seis imprescindibles documentales

22 | 01 | 2021

Una selección de seis filmes que nos recuerdan la urgente necesidad de repensar la forma en que habitamos nuestro planeta.

El cine documental —que para muchos nació en 1922 con la película Nanook, el esquimal de Robert Flaherty— es un lenguaje perfecto para hablar sobre el mundo natural. Por esta razón, sus muy variados registros han sido, durante décadas, uno de los géneros preferidos para mostrar la belleza de nuestro planeta y los seres que lo habitan —también para crear conciencia sobre la necesidad de protegerlos.

Así, en la actualidad, el documental también es una importante herramienta de comunicación del ambientalismo, así como de cuestiones ecológicas, conservacionistas y sustentables. Esto se debe a que el material audiovisual que esta clase de cine presenta muchas veces nos ayuda a atestiguar realidades que requieren de medidas urgentes y de una divulgación masiva. En otras palabras, el hecho de poder ver con nuestros propios ojos (aunque sea a través de una pantalla) lo que sucede con nuestros ecosistemas y la biodiversidad de nuestro planeta es una estupenda forma de sensibilización ante realidades preocupantes.

El mundo actual es testigo de una catástrofe innegable: numerosas  especies están al borde de la extinción o se han extinguido en años recientes; la contaminación de ecosistemas de toda clase ha llegado a niveles nunca antes vistos; y el calentamiento global es una realidad que absolutamente todos debemos conocer. Para poder hacer algo al respecto (y sí, todos podemos hacerlo), es necesario saber lo que sucede.

Pero además de todo esto, los documentales son también una forma de conocer de manera cercana la vida y los procesos que ocurren, a veces de manera inadvertida, en la naturaleza: la fascinación es una forma de respeto. Por todas estas razones, realizamos  una selección de seis documentales que resultan imprescindibles, al hablar del planeta Tierra, y plantear una manera más ética, responsable y generosa de habitarlo.

Nuestro Planeta (Our Planet) — 2019

Guiado por la inconfundible voz de Sir David Attenborough (narrador de la famosa Planeta Tierra), esta serie documental de ocho capítulos muestra la magnanimidad del mundo natural en imágenes que son capaces de dejarnos sin aliento, y hace un llamado a la humanidad por modificar sus conductas hacia él: el delicado balance que rige todos los procesos que suceden en los ecosistemas de la Tierra está siendo trastocado por las actividades humanas de una forma alarmante. El mensaje es claro: lo que hagamos al respecto en los siguientes 20 años determinará el futuro de la vida en nuestro planeta.

Racing Extinction — 2015

Del director Louie Psihoyos, este documental gira en torno a la sexta extinción masiva que actualmente ocurre en nuestro planeta y la causas de esta, que han sucedido a raíz de actividades humanas. De acuerdo a la investigación presentada en esta película, los biólogos especialistas predicen un futuro catastrófico: para finales de este siglo, la mitad de las especies que habitan la Tierra se habrán extinguido. Por medio de material audiovisual incómodo, pero necesario, el director (ganador de un Premio de la Academia a Mejor Documental) y su equipo retratan los horrores del mercado negro de especies animales alrededor del mundo. 

La marcha de los pingüinos (La Marche de l’empereur) — 2005

Realizado por el director francés Luc Jacquet y ganador del Óscar por Mejor Película Documental, este clásico registra el viaje anual que hace el pingüino emperador por la Antártida a sus lugares de reproducción y anidamiento, y describe los tremendos obstáculos que esta sorprendente ave sortea con un solo fin: conservar su especie. Cada otoño, estos pingüinos recorren kilómetros desde la costa de la Antártida hasta tierra firme para aparearse y desovar; tanto el macho como la hembra deberán recorrer tierras heladas para buscar comida, mientras su pareja cuida el huevo que contiene a su cría. La historia es profundamente conmovedora por muchas razones, quizá la más importante es que se trata de una muestra de lo que implica la existencia y sobrevivencia de los seres vivos con los que compartimos el planeta —y por qué deberían sernos sagrados.

Mi maestro el pulpo (My Octopus Teacher) — 2020

Este precioso documental narra la improbable relación amistosa entre un buzo, Craig Foster, y un pulpo hembra en la costa sudafricana. Durante un año, Foster buceó todos los días en el mismo bosque de algas kelp y ganó la confianza del animal. Todo este proceso —que incluye ataques de tiburones y su proceso de reproducción— fue registrado de forma cercana y es una emotiva prueba de la profunda inteligencia que poseen los pulpos. Pero no solamente eso, este documental es un registro de la amistad que surgió de estas visitas diarias y todo lo que Foster aprendió de este fabuloso ser marino —lecciones invaluables que transformaron completamente y de manera irreversible su vida humana.

Virunga — 2014

Este documental registra la incansable lucha de un grupo de guardabosques por preservar y defender a las especies que habitan el Parque Nacional Virunga en la República Democrática del Congo. Este lugar —designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— es uno de los territorios con mayor biodiversidad en la Tierra y, también, es el hogar del gorila de montaña (una especie en alto peligro de extinción, con muy pocos ejemplares viviendo hoy en estado salvaje). El parque es uno de los lugares más peligrosos en el mundo para hacer trabajo de conservación por encontrarse plagado de traficantes de animales, milicias armadas y compañías que explotan sus recursos naturales. Todo esto hace de estos guardianes verdaderos héroes, dedicados a una de las tareas más nobles que alguien pueda realizar.

Mañana (Demain) — 2015

A pesar de la aplastante devastación ecológica que sufre nuestro planeta, este documental se centra en un elemento que produce cierto optimismo: diez iniciativas conservacionistas en diez países distintos del mundo —ejemplos concretos de acciones que sí se están llevando a cabo. Los retos ambientales que actualmente enfrenta la Tierra son tratados a través de distintas actividades como la agricultura, la energía, la economía, la educación y las actividades gubernamentales. El enfoque de este documental, a diferencia de muchos otros de su clase, es constructivo e invita a la creación de iniciativas que solucionen los problemas medioambientales que tienen lugar en nuestro planeta.

* * *

Los proyectos que actualmente trabajan por la conservación de los ecosistemas y seres vivos de nuestro planeta, independientemente de sus herramientas, áreas de acción o tamaño, son un motivo de esperanza. Una de ellas es el proyecto Sal a Pajarear de La Vaca Independiente, que se dedica a promover la observación de aves en comunidades del sureste mexicano y de Jalisco, con  miras al  establecimiento de un vínculo de respeto, familiaridad y asombro. Apreciar y conocer la biodiversidad de nuestro planeta, aprender a crear vínculos de respeto con ella, es uno de los primeros pasos a seguir para el desarrollo de comunidades más conscientes y responsables.

Los comentarios están cerrados.

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx