Qué es la educación (en voz de seis pensadores)

04 | 01 | 2021

Un pilar para nuestro futuro como especie, así es como la educación ha sido definida por distintas voces a lo largo de las eras…

Una buena parte de la evolución que las sociedades humanas han vivido durante su tiempo en este planeta proviene de la educación, la enseñanza y la transmisión del conocimiento. Nuestra supervivencia y permanencia en la Tierra se debe, en parte, a la educación: aprendemos, adquirimos y transmitimos conocimientos, valores, creencias y habilidades gracias a estos mecanismos. Tan complejo y antiguo como la historia humana, el proceso educativo incluye una serie de procedimientos cognitivos que han cambiado y se han perfeccionado con el tiempo, han evolucionado a la par que nuestra especie.

La educación tiene sus orígenes en las sociedades pre-alfabéticas en las cuales, desde la transmisión oral, los adultos compartían sus conocimientos a los más jóvenes con el fin de que estos tuviesen las herramientas para llevar a cabo las actividades básicas que ayudarían a la tribu o comunidad a sobrevivir, como la caza y la siembra. Posteriormente, la tarea de estos sería transmitirla, tal vez modificada o mejorada, a las siguiente generaciones.

Desde entonces, la pedagogía se ha ido adaptando a las cambiantes demandas de las sociedades humanas en sus distintos momentos —desde antiguas civilizaciones como Grecia, Egipto, China e incluso las sociedades mesoamericanas (aquí un poco sobre la educación mexica), hasta nuestros días. Los sistemas educativos antiguos estuvieron íntimamente relacionados con lo religioso y lo ritual: enseñar a los pequeños a relacionarse con el mundo implicaba también iniciarlos en el contacto con sus deidades y sus ritos, ya fueran bélicos, religiosos o sociales.

La Edad Media vería el nacimiento de las universidades, instituciones educativas que en sus inicios tuvieron una inclinación religiosa. Todo esto deja claro que revisar la historia de la enseñanza humana es recorrer una crónica de nuestra especie: de sus creencias, de sus tecnologías, de sus sociedades y, en general, de su lectura del mundo.

A continuación, presentamos una breve selección de frases de pensadores de diversas épocas. Sus palabras y reflexiones nos recuerdan la importancia de la educación para el funcionamiento de sociedades sanas y, también, para la evolución de nuestras comunidades.

“Si planificas un año, siembra arroz; si planificas una década, planta un árbol; si planificas la vida entera, educa a la gente”.

—Proverbio chino

Esta poética y antigua reflexión, basada en los ciclos naturales, habla de las múltiples maneras de dejar una huella en el tiempo. La educación es indeleble, porque el legado del conocimiento se reproduce y multiplica por generaciones, empoderando y liberando a la gente en una cadena infinita de sabiduría.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

—Benjamin Franklin

El político, científico e inventor estadounidense plantea, de manera breve y contundente, uno de los principios pedagógicos más importantes: no basta con poner la información frente al alumno; no basta con que este memorice datos, cifras o nombres; el proceso cognitivo resulta mucho más efectivo y enriquecedor cuando el estudiante participa en el análisis de cualquier tipo de conocimiento.

“El resultado más elevado de la educación es la tolerancia”.

—Hellen Keller

Keller fue invidente y sordomuda, razón por la cual vivió en carne y hueso lo que significa la discriminación. Esta frase afirma que el propósito de la enseñanza no es únicamente la acumulación de conocimiento. El ejercicio pedagógico más valioso toma forma cuando nos invita a ser personas más tolerantes, empáticas y generosas con quienes nos rodean, cuando aceptamos todo aquello diferente a nosotros como parte de un conjunto.

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”.

—Emily Dickinson

Si bien esta frase no aborda directamente a la educación, las palabras de la poeta norteamericana refieren a una actividad crucial e indispensable para la enseñanza y el aprendizaje: la lectura. A través de la lectura obtenemos conocimiento, las palabras contienen, provocan y transmiten inteligencia, razón, sabiduría; además de tratarse de una actividad profundamente gozosa. Una sociedad que lee es una comunidad libre, y la libertad auténtica no implica el desplazamiento físico.

“Los grandes conocimientos engendran las grandes dudas”.

—Aristóteles

A través de esta reflexión, uno de los padres de la filosofía occidental nos recuerda que aprender alimenta al pensamiento crítico. El aprendizaje  permite dejar a un lado supuestos fijos o inmóviles; alimenta la curiosidad y la tan importante capacidad de transformación y evolución —una que solo puede comenzar a existir en nuestras mentes.

“La educación no es llenar un balde, sino encender un fuego”.

—William Butler Yeats

En esta reflexión, el poeta y dramaturgo irlandés, ganador del Premio Nobel de Literatura, reflexiona a través de dos brillantes metáforas sobre el proceso y papel de la educación. Para mantener un fuego prendido es preciso alimentarlo constantemente. Aprender algo no es acumular información, se trata de algo precioso y en constante combustión, un cálido recordatorio de lo que supone una de nuestras características más nobles como especie, la construcción del conocimiento

* * *                

En un contexto como el actual, la educación resulta una necesidad básica y un derecho para todos los niños y jóvenes. Se trata de la herramienta que le permitirá habitar este mundo de una manera más consciente, sabia y, también, generosa. Desde hace muchos años, el Instituto DIA trabaja precisamente para conseguir  esto. Se trata de una institución de educación superior que transforma y evoluciona los espacios y métodos de enseñanza-aprendizaje, con la intención de fomentar el desarrollo humano integral y potenciar las capacidades de docentes, alumnos y participantes en general, a través de la  metodología de mediación dia (Desarrollo de la Inteligencia a través del Arte). 

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.