Volver a mover el cuerpo: un encuentro de arte social

19 | 05 | 2021

Las prácticas de presencia corporal propician cambios en la visión ética y estética que las personas tenemos de nuestro propio cuerpo.

Las formas en las que usamos el cuerpo, en contraste con las maneras en las que podemos llegar a usarlo para revelar profundas condiciones sobre nuestras experiencias y retos, se traducen de manera muy general en un sinfín de situaciones invisibles que pueden tornarse en algo visible y de beneficio tanto individual como social. Con este fin, personas de varias generaciones, también de diferentes contextos y distintas ciudades, nos reunimos el pasado 19 de marzo (de este 2021).

Mosaico con imágenes de algunos de los participantes, 19 de marzo de 2021.

Al observar esta imagen, es probable que el lector se pregunte: “¿Qué está sucediendo ahí?” Y, sin ir tan lejos, incluso al interior del grupo que estuvo presente, es posible que algunos de nosotros nos hayamos preguntado en algún momento del encuentro virtual: “Y hacia afuera, ¿cómo se verá lo que estamos haciendo?”

A lo largo de la historia y de los tiempos, el arte ha tomado un sinfín de formas irrestrictas, ilimitadas. Es decir, abundan modos, temas, técnicas, medios, estrategias y soluciones. En el caso del encuentro que aquí nos atañe, el Estudio de Arte Social es una manifestación artística y social con forma propia y, desde 2019, los encuentros vinculados a este espacio de reunión, reflexión y trabajo han planteado la intención de explorar posibilidades detrás de un arte social, en búsqueda de profundos cambios y utilizando principalmente la fusión de dos metodologías y experiencias como base: una proveniente de La Vaca Independiente y la otra del Presencing Institute.

Así, de manera conjunta, esta serie de reuniones, acciones y conversaciones propicia, mediante sencillas posturas y movimientos corporales, la disolución de ciertos conceptos que en ocasiones nos limitan para comunicar directamente aquello que nuestros cuerpos saben e intuyen pero que, ciertamente, solemos ocultar, reprimir o invisibilizar.

Participante sosteniendo una escultura corporal, 19 de marzo de 2021.

Entre los participantes del encuentro estuvieron los jóvenes estudiantes de la Escuela María Canto Roche en Izamal, Yucatán, quienes han venido participando en distintos talleres y proyectos enfocados en la implementación de estrategias socioemocionales, como cursos de fotografía y otros espacios de acompañamiento con sus padres mediante los programas de Baktún Pueblo Maya y el proyecto de Escuela Comunidad de La Vaca Independiente.

En 2020, estos jóvenes, junto a un equipo ampliado de individuos, crearon un performance colectivo que sucedió en la plaza principal de Izamal. Sin embargo, la intención del primer reencuentro en 2021 era simple: reconectar para recordar algunas de las estrategias generadas 12 meses antes, luego de tiempos que han se han manifestado, sin duda, llenos de retos para todos.

Documentación del performance en la plaza de Izamal en 2020.

Con alegría de reencontrarnos, aunque por lo pronto de manera virtual, nos saludamos y cerramos los ojos, tal como se nos indicó para activar un ejercicio que nos permitiera estar más presentes con nuestro cuerpo.

Mosaico con imágenes de algunos de los participantes, 19 de marzo de 2021.

Con dibujos o frases, registramos el momento más significativo de nuestro encuentro de 2020 a manera de activación de la memoria.

El participante Geovanni compartió en un comentario: “Somos humanos, vamos para arriba y para abajo, aceptar lo bueno y lo malo, reconocer lo que pasa y sentir eso en el cuerpo”.

Laura Pastorini nos invitó a ponernos de pie y establecer una presencia corporal entera: de pies a cabeza. Enseguida nos guio así: “El cuerpo toma forma, como si lo pudieran llevar a una escultura de cómo estaban en aquel momento (febrero 2020); sostengan esa escultura y piensen: si su escultura corporal pudiera hablar, ¿qué frase diría?”

Laura Pastorini,  en su primera escultura corporal, compartió que “Abría cada poro”.

Y continuó: “Se disuelve la escultura, despacio. ¿Qué pasó entre aquel momento y ahora (marzo 2021)? Recordemos cada uno de manera individual: marzo-abril-mayo de 2020… la segunda mitad del año 2020… el fin del 2020. En el paso del tiempo hacemos un recorrido por el cuerpo y, así, le damos movimiento a nuestra escultura corporal hasta llegar al aquí y ahora. ¿Y si hubiera que representar cómo están ahora en una escultura?”

Laura Pastorini en su segunda escultura corporal: “Atenta a lo que viene”.

Sin saberlo, ni haberlo podido prever, mucho de lo que sucedió en el encuentro en 2020 —justo antes del anuncio de la llegada de la pandemia a territorios cercanos— nos ayudó a prepararnos de ciertas maneras para las situaciones que se han venido desencadenando desde entonces. Sin afán de traducir la breve y enriquecedora conversación de este encuentro reciente, vale la pena señalar que uno de los comentarios más significativos e incluso compartido por varios de nosotros fue: “Recordar la dicha de poder —gracias a las dinámicas puestas en práctica— compartirnos con libertad: antes y ahora. Sin miedo a ser juzgados. Así que, volviendo al comienzo: ¿cómo se ve lo que hacemos hacia afuera? Realmente no lo sé y no sé si los demás participantes lo tengan claro, por mi parte solo espero que estas condiciones las pudiera replicar aquel en quien resuenen”.

El participante Alexis nos compartió que el encuentro 2020 lo dejó lleno de alegría.

Finalmente, listos para lo que viene, nos indicó Laura: “Con tu cuerpo, plantea esculturalmente cuál es ese anhelo futuro que quiere emerger”. También lo anotamos.

La participante Yajaira compartió: “El futuro no se predice, se crea”.

Con el deseo de que no pase un año más hasta el próximo encuentro, empezamos a construir para el futuro próximo: parece que nos juntaremos a bailar, y de ahí, ya podremos imaginar nuestra siguiente acción como cuerpo de arte social consciente de los aprendizajes,de los cambios, de las formas éticas y estéticas que surgen a partir de prácticas de presencia corporal.

Una colaboración de Daniela Pérez y Jacqueline Ramírez.

* * *

Si quieres conocer más de los beneficios del arte en la educación y el desarrollo de las personas, te invitamos a visitar la página del Instituto DIA y su sección de Oferta Educativa. ¡Acércate a una visión pedagógica que prioriza el arte y el diálogo!

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.