Un tesoro clandestino: las fotografías de Masha Ivashintsova

22 | 04 | 2020

Una mirada al discreto y genial acervo fotográfico de la rusa Masha Ivashintsova.

He amado sin memoria: ¿no es eso un epígrafe del libro que no existe? nunca tuve un recuerdo para mí, sino siempre para los demás.

 —Masha Ivashintsova

Masha Ivashintsova (1942 – 2000) escondió toda su vida un talento que no quiso compartir con nadie. No imaginó que después de muerta su misterio se convertiría en un tesoro visual para el mundo entero. 

A finales del 2017, su hija Asya, descubrió en un ático más de 30 mil negativos, algunos sin revelar, y fotografías sobre la vida cotidiana de su ciudad, Leningrado, ahora San Petersburgo, Rusia, entre los años 1960 y 1980.

Masha Ivashintsova había participado activamente en el movimiento poético y fotográfico clandestino para documentar la vida de la Unión Soviética. A pesar de la antigüedad de las fotos, la técnica de Masha resultó ser impresionante y así, luego de contemplar cada retrato, Asya decidió que esas fotografías tenían que ver la luz y abrió el sitio oficial https://mashaivashintsova.com/ para publicar el trabajo de su madre. 

Creó también una cuenta en Instagram con el nombre @masha_ivashintsova, y a partir del 20 de noviembre del 2017, poco a poco, con una fotografía al mes, nos regala una galería de fotos espectaculares. 

En vida, Masha Ivashitsova, fue crítica de teatro, bibliotecaria, asistente de guardarropa, mecánico de ascensores, e incluso guardia de seguridad. Ahora la cuenta en instagram que lleva su nombre tiene más de 25 mil seguidores, y acaba de concluir la primera exposición fotográfica integral de Masha, titulada “Claroscuro”, en el centro de fotos de Juhan Kuus, en Estonia.

La fotografía de Masha, privada y rara vez impresa, se percibe honesta precisamente porque no fue creada para ser exhibida. Capturó innumerables facetas de la vida soviética: niños jugando en la nieve, estatuas imperiales, plazas públicas, amantes abrazados en la calle, transeúntes posando con cigarrillo en mano, familias a la hora de la cena, objetos habituales, estados de ánimo, manifestaciones; en fin, todo aquello que vestían la cotidianidad de la época.  

Demostración del primero de mayo, Leningrado, 1978.
Zoológico Leningrado, 1983.
Belozersk Vologda Oblast URSS, 1979.

*Fotos tomadas del Sitio Oficial de Masha Ivashintsova

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx