Imagen: Dominio público

Somos olas de un mismo mar

08 | 04 | 2020

En ocasiones, los momentos de crisis nos revelan lo mejor de la humanidad (y el poder de las palabras).

Hace algunos días una compañía china donó decenas de miles de mascarillas a una Italia azotada por la pandemia que hoy afecta al mundo entero. Los contenedores donde fueron enviadas llevaban un mensaje escrito, una cita de Séneca: “Somos olas del mismo mar, hojas del mismo árbol, flores del mismo jardín”.

Más allá de la anécdota, encantadora en sí misma, la frase del filósofo romano resuena, más de dos mil años después, con fuerza y verdad. Y el mensaje es esperanzador. Hoy más que nunca es evidente, en un mundo globalizado e híper conectado (incluso en el ámbito de la salud), que somos partes de un todo. “Ningún hombre es una isla, completo por sí mismo”, escribió el poeta inglés John Donne, para decir algo parecido y la metáfora de la isla funciona a la perfección: no podemos ignorar que el mar que nos rodea es el mismo y que nuestros cimientos son compartidos. Habitamos un solo planeta y las decisiones de unos afectarán, tarde o temprano, a los otros.

En un momento insólito como el que vivimos actualmente , las fronteras políticas que dividen al mundo son apenas ficciones simbólicas y, en ese sentido, resulta pertinente replantear las divisiones —desde las más pequeñas hasta las más acentuadas— que existen dentro de las comunidades, las ciudades o los países. Se trata de un momento perfecto para, a través de un trabajo íntimo y también comunitario, dar al sentido de colectividad y corresponsabilidad un lugar preponderante en todos los niveles del quehacer humano y, por qué no, reimaginar nuestra relación con el otro y con el entorno en su totalidad.

El mar, el jardín y el árbol que, hechos palabras, aparecieron escritos en los contenedores chinos, nos recuerdan la interrelación que todos los seres de este planeta mantenemos. El mensaje es, ante todo, uno de aliento —una lección que ha perdurado durante milenios, intacta— pues, a pesar de los daños, si a raíz de esta crisis somos capaces de entender su sentido, seremos testigos de un verdadero florecimiento compartido.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx