De lo simbólico de las raíces y sus formas

20 | 04 | 2021

Una serie de hermosas ilustraciones botánicas nos recuerdan todos los significados que una raíz puede tener.

Silencioso y noble, el mundo vegetal es una fuente de inspiración inagotable, lleno de lecciones para nosotros (si estamos dispuestos a escucharlas). Pero no solo eso, sin su presencia, nuestro planeta no existiría como lo conocemos. Como todos los seres que lo habitan, las plantas llevan a cabo una gran variedad de funciones, todas estas vitales e interconectadas con otras especies; además de que llenan nuestro mundo de belleza. Toda planta tiene un origen germinal: semilla que estalla, brota, se expande; y toda planta tiene cimientos, es raíz.

Entendemos a la raíz como la parte de las plantas que existe y se desarrolla —discreta y humilde— bajo la tierra. A pesar de ser casi siempre invisibles, las raíces tienen funciones elementales: anclaje, absorción, acumulación, soporte, transporte, creación y comunicación entre las plantas. En pocas palabras, eso que no vemos es el cimiento de la vida de la planta, y ahí una de las innumerables metáforas a las que una raíz se presta: todos necesitamos las raíces, son eso que nos sostiene y nos conecta con la tierra, lo que nos enraiza.

Así, la raíz tiene otras (muchas) implicaciones simbólicas que aplicamos constantemente a nuestra propia existencia: desde que el hombre es hombre y aprendió a conocer su entorno a través de la observación, notó que el mágico proceso de crecimiento y desarrollo vegetal era ejemplo y guía de nuestra propia vida: una especie de espejo orgánico y existencial.

En el campo del lenguaje, la palabra raíz tiene un sinfín de aplicaciones que bien podrían recordarnos el poder y la flexibilidad de su significado: a veces echamos raíz; otras, cortamos de raíz los problemas, o vamos a la raíz de estos; a veces es necesario recordar nuestras raíces para saber quiénes somos, y un largo etcétera. De hecho, la disciplina que estudia, analiza e investiga el origen de las palabras —la etimología— utiliza el término raíz etimológica para referirse al germen de las palabras.

Pero más allá de cualquier consideración de carácter filosófico, simbólico o metafórico, en su aparente simpleza, las raíces son un despliegue estético singular y funcionan como inspiración para el ser humano de muchas maneras: son redes, universos, venas, laberintos, vida.

La colección de ilustraciones botánicas que mostramos a continuación que describen, con magnífica simpleza, las preciosas formas que las raíces de distintas plantas toman al momento de desarrollarse. Fueron realizadas por el doctor Erwin Lichtenegger —botánico austriaco dedicado a la ecología de las raíces— junto a la doctora Lore Kutschera, ambos autores de un Atlas de Raíces de Europa Central compilado en la década de 1960, que aún funciona como referencia para muchos estudios botánicos actuales.

Astragalus austriacus
Astragalus Onobrychis
Berula erecta
Panicum sanguina
Cirsium arvense
Bothrichloa ischaemum
Caltha palustris
Carex elata
Glyceria fluitans
Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.