Consejos para mantener activo tu flujo creativo a través de la adversidad

20 | 07 | 2020

La situación actual está alentando nuestros procesos productivos; pero podemos seguir creando, al tiempo que somos comprensivos con nosotros mismos.

Ahora los bosques son todos negros, pero, aún así, el cielo es azul.

—Marcel Proust

Para muchos, el 2020 será recordado como el año que puso a prueba todo lo que sabíamos sobre el mundo. Ciertamente, la adversidad ha inundado a la cotidianidad y el presente nos provoca —sobre todas las cosas— extrañeza. La pandemia del nuevo coronavirus es el punto cumbre de esta experiencia; especialmente porque nos ha forzado a aislarnos unos de otros. 

Y las cuarentenas han abierto una pregunta importante ¿cómo mantenerse productivos en el encierro? Mientras que muchas personas no pueden darse el lujo de cumplir el aislamiento social, otras han padecido una extraña culpa por no poder ser productivos; o, por lo menos, haber disminuido considerablemente su ritmo de trabajo. 

Es complejo sostener el equilibrio entre ser amables con nosotros mismos y no dejar de producir. Y la pesadez que esta disyuntiva provoca solo incrementa frente a la promesa de una “nueva normalidad” que representa la caída del mito de nuestras normalidades pasadas. 

En este contexto, hay que recordar que poder ser creativos y generar productos que son nuestros, que se alimentan de nuestra energía, —en resumen, poder trabajar— es potencialmente satisfactorio. Darse el espacio para atravesar la adversidad con nuestra creatividad como energía primordial nos ayudará a encontrar sentido. 

Así, te presentamos algunos consejos para mantener activo tu flujo creativo en estos tiempos.

  1. Acepta. Comienza por aceptar las circunstancias. En realidad, hay poco que puedes cambiar (aunque sí hay algunas cosas que puedes hacer para apoyar a otros). Incluso, es momento de aceptar lo que sientes, porque no siempre estás en control de ello. Las malas noticias, la soledad, la impotencia, son elementos que desbordan. Pero recuerda que son temporales. Y, aceptarlos es abrirte a la posibilidad de convivir con ellos y procesarlos, sin gastar energía demás.
  1. Medita. Nunca es mal momento para aprender a meditar. Descubrirás que es un ejercicio relativamente sencillo. Meditar no es más que el acto de ser consciente de tus propios pensamientos y, al hacerlo, abrir un poco de espacio mental para estar presente sin ser constantemente afectado por ellos. Meditar es una forma de descanso. 

Y no necesariamente tienes que hacerlo inmóvil, por horas, repitiendo mantras o en silencio. Puedes comenzar por una breve caminata silenciosa, donde enfoques tu atención en el mismo acto de caminar. Cuando notes que tu atención va por otro camino, simplemente regresala al movimiento de tus pies. 

Esta guía hecha por el New York Times, podría ayudarte a iniciar el proceso. O puedes probar con una aplicación de meditación como Headspace. Finalmente, recomendamos Global Intention, una iniciativa que invita al mundo entero a meditar con una intención colectiva para elevar la frecuencia global, al lado de algunos de los maestros más importantes dentro de esta disciplina.

  1. Busca inspiración. Vas a tener días malos: es normal. Vas a pasar muchas horas de improductividad o sin saber qué hacer. Aprovecha estos momentos para buscar inspiración en el trabajo de otros. Si eres escritor, es un buen momento para leer esos artículos y novelas pendientes. Si eres músico, aprovecha la enorme oferta de conciertos virtuales. Si eres artista, no te pierdas los recorridos por museos virtuales de todo el mundo. Pero no importa tu profesión, absolutamente todos tenemos lecturas, películas e investigaciones pendientes que podrían ser una fuente de inspiración.
  1. Genera una buena atmósfera. Procura generar una buena atmósfera para trabajar y ser creativo. Un espacio agradable, con una silla cómoda; una buena mesa; con plantas; aromas (como incienso); una bebida reconfortante, y buena música —todo lo que necesites. También puedes cambiar de escenario. Prueba trabajar en el jardín o frente a una ventana o en la azotea; cualquier sitio que te haga sonreír.
  1. Lee. Leer es esencial. Especialmente libros largos, ficciones o teoría. Hacerlo, nos obliga a rellenar los huecos visuales, auditivos, táctiles y aromáticos mentalmente, con memorias y referentes propios. Este efecto, que nos lleva a generar constelaciones entre lo que conocemos y nos es propio y las ideas nuevas que provienen del libro, estimulan naturalmente la creatividad. 
  1. Comienza un “diario de distracciones”. Esta técnica es muy sencilla. Consiste en tener siempre a la mano una libreta que uses para anotar cualquier idea que te venga a la cabeza, que no tenga que ver con lo que estés haciendo y que te esté distrayendo. 

Esto cumple dos propósitos. Primero: te libera de la distracción, pues tu mente ya no tiene que recordarla. Segundo: es una buena forma de recopilar buenas ideas, soluciones a problemas creativos o simplemente proyectos inspiradores que, cuando llegaron a tu mente, no podías desarrollar. Cada cierto tiempo revisa tu diario, encontrás cosas muy interesantes.

  1. Haz un “diario artístico”. Se trata de una tendencia muy creativa. Es simplemente llevar un diario que combine el recuento de tus días, tus pensamientos, tus sueños, fantasías y pesadillas; usando palabras, dibujos, collage y cualquier técnica plástica que disfrutes. Sin duda estimulará tu flujo creativo traducir tu existencia a un medio visual. Además, es otra buena herramienta para rastrearte a ti mismo, entender cómo vas cambiando cada día, qué mejora y en qué tienes que trabajar. Puedes inspirarte en el diario personal de una de las artistas más fascinantes de México, Frida Kahlo.
  1. Colabora y comparte. Aprovecha las herramientas de comunicación que tienes disponibles para gestionar proyectos colaborativos o compartir lo que haces con más personas e inspirarlas. Además, te puede servir para “rendir cuentas” a otros (y a ti mismo): si te comprometes a estar publicando periódicamente o si tienes un compromiso laboral con otra persona, es más probable que lo cumplas.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx