Una lista de creativas actividades para niños (y padres) en casa

28 | 10 | 2020

Existen maneras de disfrutar estar en casa, todas ellas implican el uso de nuestra creatividad e imaginación. Estas son algunas ideas de actividades para realizar en casa con los niños…

En meses recientes, la casa es el lugar donde la mayor parte de nuestras vidas sucede. El confinamiento, producto de la actual pandemia, ha hecho que muchos niños hayan dejado de asistir a sus centros educativos —algo que, en muchos casos, ha convertido los hogares en escuelas. Aunque el quedarse en casa es parte de una serie de medidas temporales, esta situación puede tornarse difícil: la vida en el encierro puede resultar tediosa, y el cambio en las rutinas cotidianas puede afectar el funcionamiento entero de las familias. El caso de los niños es particular: ellos no siempre pueden entender a cabalidad el porqué de la situación, y es natural que se sientan frustrados.

Pero esta crisis también se presenta como una oportunidad maravillosa: nos ha obligado a repensar el tiempo, y a revisitar los lugares que habitamos con otros ojos. Con un poco de creatividad, eso que ahora llamamos encierro podría transformarse en una invitación a disfrutar las cosas pequeñas, esas a las que a veces dejamos de prestar atención a fuerza de la costumbre —aquí algunas recomendaciones para cultivar el asombro sin salir de casa. El que vivimos actualmente es un proceso en el que el ritmo de nuestras vidas ha cambiado; también se ha transformado nuestra manera de percibir los espacios. Esta valiosa lección —una de las tantas que la actual pandemia nos ha regalado— puede tocar también el universo infantil, y los padres pueden convertirse en sus guías.

Por todas estas razones, reunimos una serie de actividades que pueden hacerse en casa con los niños de forma sencilla, usando la imaginación y la creatividad, una exhortación a aceptar (y tal vez disfrutar) el estar en casa y a enseñarle a los niños a hacerlo.

Habitar a la cocina

Cocinar es una actividad que puede realizarse en familia, y que permite a los niños ser parte de los procesos que resultan en los alimentos que comen y disfrutan. Se trata, además, de una actividad divertida, que involucra a los sentidos (el olfato, el tacto, el gusto) e invita a una estructura en tanto que se trata de una lista de pasos que seguir. En la red hay un sinfín de recetas para hacer pan y galletas (favoritos de muchos niños) de manera muy sencilla.

Taxonomía del hogar

De manera inadvertida, una buena cantidad de seres vivos comparten la casa con nosotros. Desde las plantas que cuidamos y vemos crecer, hasta los pequeños insectos que casi nunca notamos, estos seres sólo necesitan un poco de atención para fascinarnos. Es posible crear una taxonomía del ecosistema que es nuestro hogar, investigar y averiguar las familias, géneros y especies de nuestros compañeros de casa —incluso, es posible registrar esta investigación con fotografías o dibujos en un cuaderno o libro casero. Aquí una lista detallada de instrucciones para hacer una taxonomía del hogar.

Hacer un pequeño sembradío casero

Pocas cosas son tan sugestivas como observar el crecimiento de una pequeña planta desde su gestación como semilla (como este precioso video lo muestra). Y sí, la magia está hasta en lo más simple: sólo se necesitan unas cuantas semillas, frascos, tierra y un poco de paciencia para atestiguar el milagro que es la vida. Además de la mera observación del nacimiento y crecimiento de las plantas, es posible llevar un registro de su crecimiento a través de fotografías.

Arquitectura para niños

Recientemente, la célebre firma de arquitectos Foster+Partenrs compartió, a través de su sitio de internet, un buen número de actividades que pueden hacerse en casa con los niños y cuya finalidad es acercarlos al mundo de la arquitectura y el diseño del paisaje. La iniciativa se llama #architecturefromhome e integra ejercicios como hacer un rascacielos de papel, armar una ciudad entera o aprender a dibujar árboles, entre muchos otros.

Cadáver exquisito

Cuando escribes, algo mágico pasa en tu cerebro. Las propiedades sanadoras y epifánicas de la escritura son ampliamente conocidas y han sido estudiadas por muchas disciplinas humanas como la psicología y las neurociencias. Pero la escritura también es una actividad muy divertida que puede compartirse en familia y crear un espacio de cercanía. Estos días en casa podrían usarse para escribir un cuento-cadáver exquisito: cada miembro de la familia escribe una parte de la historia y, el resultado, podría ser una pieza hecha de imaginaciones que confluyen.

Origami

El origami es el arte de crear volúmenes con papel, a través de dobleces. Se asocia con la cultura tradicional japonesa, pero en tiempos recientes se ha popularizado y es un ejercicio que implica concentración y precisión. Mitad reto y mitad juego, se trata de una forma divertida de pasar una tarde —y una lección de vida que nos habla sobre la transformación, la flexibilidad y la paciencia. Aquí uno de los muchos sitios en la red donde es posible encontrar videos e instrucciones para crear a través del papel, con ejercicios dedicados especialmente a los niños.

Búsqueda del tesoro

Si algo requiere una buena cantidad de imaginación es imaginar que un objeto cualquiera puede ser un tesoro, y que la casa es un laberinto donde es posible encontrarlo. Para hacer una búsqueda del tesoro, sólo hay que esconder un objeto específico y diseñar una pista que lleve a los niños a descubrir otra pista y otra más. Este juego es fácil de realizar (sólo se necesita un poco de ingenio de los padres) y puede convertirse en muchas horas de diversión.

Composta casera

La preocupante cantidad de desechos que producimos actualmente es un problema sobre el cual es importante concientizar a los niños, un primer paso para habitar nuestro planeta de una manera más consciente —es el trabajo de la iniciativa La basura de todos de La Vaca Independiente. Existen acciones, por más pequeñas que sean, que pueden ayudar: no consumir productos en contenedores de plástico o reciclar basura son dos ejemplos sencillos. Otra buena manera de hacerlo es enseñar a los niños que no todo lo que desechamos es basura, es el caso de los residuos orgánicos que bien pueden ser convertidos en una composta para alimentar a nuestras plantas. Aquí una lista de instrucciones para hacer composta de manera fácil en casa.

Imprimir la naturaleza

Para crear una imprenta natural en casa sólo se necesita papel, pintura, un poco de pegamento y algunos objetos que provengan de la naturaleza como piedras, hojas, flores, ramas, caracoles o conchas. Sólo hace falta mezclar una pequeña cantidad de pegamento con pintura acrílica y enseñar a los niños a usar los objetos naturales como sellos sobre el papel. El resultado puede ser maravilloso y esta actividad puede no solamente estimular la creatividad de los niños, sino también enseñarles a relacionarse con el mundo natural y los objetos que lo habitan de una mejor manera.

Estimular la imaginación y la creatividad en la infancia es una manera de educar a los niños, de darles herramientas que fomentan su desarrollo en varios niveles —desde el intelectual, hasta el emocional y comunitario. Esa es la apuesta del método DIA (Desarrollo de la Inteligencia a través de Arte), una de las bases teóricas y educativas del Instituto DIA —institución de Educación Superior que trabaja con la visión de contribuir a la transformación y evolución de los espacios y métodos de enseñanza, incentivar el aprendizaje como una forma de  fomentar el desarrollo humano integral y potenciar las capacidades de alumnos, participantes y educadores.

Además, compartimos estas actividades, parte de la plataforma Ser y Aprender, que incluyen actividades para fomentar el bienestar emocional de los pequeños en esta época de aislamiento.

Cargar Más
© 2020 La Vaca Independiente
Aviso de privacidad
contacto@lavaca.edu.mx
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe una selección mensual de contenidos que te inspirarán.